Nubes mentales

Publicado en 20 Enero 2014

Nubes mentales

Su mirada estaba fija en la nada, perdida y casi muerta, acompañando esa sensación de vacío que habitaba dentro de él, observaba a todos en la habitación; sus risas, las pláticas de todo y nada. Dio una suave calada a su cigarro y el humo raspó su garganta y casi le hizo toser, aspiró más profundo y sus pulmones se llenaron con un aire pesado combinado con el humo del tabaco, biruta y quien sabe que más cosas que contienen los cigarros. El humo formaba una delicada nube blanca mientras se escapaba por sus labios. La observó mientras las demás personas desaparecían detrás de esta y un comentario dirigido a él, le hacía formar una forzada sonrisa en sus labios, más una mueca torcida en realidad.

-Que se supone que hago acá- esas palabras surcaban por su mente con demasiada frecuencia en los últimos días y la idea le aterraba de sobre manera, tanto como para llegar al grado de dudar de su realidad.

Un suave toque de la ceniza que logró llegar intacta hasta la piel de su brazo, impulsada por el aire y aún con un dejo del calor que esta genera lo regresó al lugar en donde estaba, todos seguían hablando y sonriendo, bromeaban y comentaban cosas que de alguna forma carecían de sentido. El cigarro se había terminado y con ello acabó de igual forma su inmersión en ese mundo que se formaba dentro su mente entre calada y calada, sólo quedaba regresar a su realidad y soportar el miedo y la incertidumbre del "mañana no se que será de nosotros, así que disfrutemos por hoy". Él quería algo más que eso, pero sabía que no podría recibirlo. Él quería ofrecer algo más que eso, pero tampoco podría darlo. Una salida, una opción. Vivir con el peso de su espalda y disfrutarlo sólo por hoy.

Etiquetado en #personal

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

Narime 10/28/2015 06:48

Este escrito es tan tú, no se pero te imaginé todo el tiempo fumando... Rodeado de gente pero a la vez solo, pensando y viviendo en tu mundo interior, uno a veces es más feliz allá, sobre todo cuando el mundo exterior no nos esta haciendo felices.