Danza con el diablo.

Publicado en 14 Septiembre 2015

Ella lo miró, él sintió ese escalofrío típico recorrer su espina, la noche los abrazaba como un par de siluetas envueltas en la bruma. Una bruma tan densa que no permitía poder ver más allá de sus manos y sin embargo, se miraron. Él la miró, ella fingió no notarlo, como si de una casualidad se tratarse, una de esas casualidades en las que uno logra encontrar un atardecer atenuado por matices naranjas y azules, como si de la primera estrella nocturna se tratase. Ellos se miraron, jugaron a no saber nada el uno del otro, jugaron a no reconocer aquellas miradas en las que cada uno bailaba con el otro. Ellos se miraron como si se tratase de esa bruma acogedora que no te permite ver allá de tus propias manos, se miraron y sin más comenzaron a moverse al compás de los sonidos de la noche. Se movían con ese sórdido tocar de cuerdas de violín causada por los grillos, acompañado de una suave melodía del viento, cual instrumento tocado por un par de labios diestros se tratase. Ellos se miraron sin saber lo que hacían, sin percatarse de la lejanía que sus cuerpos experimentaban, danzaron como si sus almas estuvieran fundidas por la oscuridad de la noche, una noche llena de música que se escuchaba hasta el más profundo rincón de los avernos. Danzaron sin importar nada, continuaron por la eterna noche que los acogía cual bruma tomando una playa. Él la miró, sólo para darse cuenta, que una vez más que danzaba sólo. Ella lo miró, le regaló una sonrisa y sin más, desapareció así mismo como llega la bruma, sin una palabra, sin ningún aviso. Él ya no danzó.

Danza con el diablo.
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

Narime 10/28/2015 06:34

:´3 Qué triste, pero bonito a la vez... de esas veces que encuentras a alguien, cuando estas solo y aunque no te dura toda la vida te hace feliz, si lo hubiera leído un par de meses atrás (imposible, lo se, porque lo escribiste hace poco) me hubiera partido...